@dscrito a la plataforma online de astronomía IAU

lunes, 29 de junio de 2015

Conjunción planetaria Venus-Júpiter

Este martes 30 de junio los planetas venus y júpiter estarán en un máximo acercamiento visual desde nuestra perspectiva, fenómeno astronómico que denominamos : conjunción .
A simple vista, con binoculares o telescopios podrá ser obsevada la cerrada conjunción entre los brillantes planetas Venus y Júpiter que sólo estarán separados por solo 20 minutos de arco (menos del diámetro aparente de la Luna llena) luego de la puesta del sol sobre el horizonte oeste astronómico.

Venus estará brillando con magnitud -4.4 y presentando una fase del 34% y un tamaño aparente de 32.3 segundos de arco, mientras que Júpiter tendrá magnitud -1.8 y un tamaño aparente de 32.4 segundos de arco. haciendo uso de un pequeño telescopio podrás distinguir con facilidad los cuatro principales satélites de Júpiter, alineados alrededor del planeta.

 Debido a las posiciones que ocupan en sus órbitas,  en perspectiva pareciera que Venus y Júpiter se encuentran muy cerca, pero en la realidad  el gigante gaseoso se halla a unos 900 millones de kilómetros, mientras que el planeta con alto poder de reflexión en su atmósfera está a una distancia 10 veces menor. Esta situación hace que venus, pese a ser mucho más pequeño, sobresalga en su brillo ante el gigante júpiter.
No pierdas la oportunidad de disfrutar de ésta conjunción planetaria, recuerda mirar hacia el cuadrante oeste astronómico, por donde se oculta el sol, unos 45 minutos o 1 hora luego de su puesta


viernes, 26 de junio de 2015

Nuevos Horizontes a su encuentro con Plutón


El 19 de enero del 2006, la misión Nuevos Horizontes, de la Nasa, despegó desde Cabo Cañaveral (EE. UU.) con el propósito de alcanzar el planeta más lejano de nuestro sistema solar. Para entonces, era Plutón, como decían los libros de la época y los textos de décadas anteriores.
Cuando se desplegó del cohete, un Atlas V-551, llegó a la Luna en nueve horas. Se estima que la velocidad a la que viajaba era de casi 14 kilómetros por segundo. Su travesía, hacia los confines del sistema solar, había obligado a los científicos a emplear una fuente de energía alterna a la solar, pues a la distancia la luz que recibiría sería muy tenue. Se usaron entonces generadores termonucleares isotópicos, que obtienen su energía por la que es la liberada tras la desintegración radiactiva de ciertos elementos.
Ver de cerca a Plutón se planeó para estudiar su estructura y analizar la composición de su superficie y su atmósfera. Nada ha cambiado desde que, en agosto del 2006, cerca de 2.500 científicos, en la reunión de la Unión Astronómica Internacional, convocada en Praga (República Checa), definieran que ya no serían nueve los planetas de nuestro sistema solar sino ocho.
Plutón, un cuerpo de unos 2.300 kilómetros de diámetro, pasó entonces a la lista de planetas enanos. Fue descubierto por el estadounidense Clyde Tombaugh, en 1930. Este granjero, amante de la astronomía, casi que se obsesionó con lograr un hallazgo planetario. Su historia es un ejemplo de persistencia: pasó años en ello y, casi a punto de desistir, su esposa lo convenció de no tirar la toalla. Esa noche, lo encontró.
Con esa nueva condición de planeta enano, los aportes se ampliarán, pues surgirán datos clave sobre la formación planetaria.
La científica colombiana Adriana Ocampo Uria, ejecutiva del programa a cargo de la misión Nuevos Horizontes, cuenta que primero se pensaba que Plutón era una esfera de hielo.
Nos sorprendió porque tiene un núcleo rocoso, además de una superficie sólida y atmósfera. Sabemos que hay hielo en forma de agua y material silícico, es decir, rocas como en la Tierra. Eso nos intrigó porque cómo puede ser que la molécula del agua puede sobrevivir a esa distancia”, señala.
Vendrán sorpresas
El próximo 14 de julio, la nave Nuevos Horizontes alcanzará su máximo acercamiento con Plutón. Ese día –explica Ocampo– sobrevolará la superficie a unos 10.000 kilómetros. “Esto, a menos que se descubra un anillo o un sistema mucho más complejo”, aclara la científica colombiana.
No se sabe qué sorpresas vendrán, pero seguro las habrá. Pensando en esto, a unos 40 días de la fecha se empezarán a tomar imágenes diarias del sistema.
Cuando se lanzó la misión solo se conocía la luna más grande, Caronte, y después se descubrió una más, y ya vamos en cinco. Si algo ocurre, tenemos un plan para cambiar la trayectoria y lograr que la nave sobreviva”, apunta Ocampo.
Para definir el ‘plan B’, se tendrán entre siete días y dos semanas antes del máximo acercamiento. No pondrán en juego una misión que lleva más de nueve años de viaje, que ha superado los 4.000 millones de kilómetros y a la que han destinado poco menos de 1.000 millones de dólares. La decisión la tendrá el administrador asociado de la Nasa, John Grunsfeld.
Sabemos que Plutón nos va a sorprender. Nunca antes la humanidad ha ido tan lejos a este tipo de cuerpo dentro del cinturón de Kuiper”, resalta Ocampo.
Lo que sí está claro es que entre los primeros datos que se envíen a Tierra, que tardarán en llegar cerca de seis horas, habrá imágenes. El instrumento designado para esto –entre los siete que lleva– es Lorri.
Incluso –añade Ocampo– está siendo utilizada para navegar, sacando provecho de su alta resolución. “La imagen que queremos es de metros, muy cerca. Dejará de ser un simple punto. Tal vez, hasta lagos encontremos, no sabemos”, dice la científica colombiana.
Una característica particular de esta misión es que es la primera que lleva un instrumento diseñado y construido por estudiantes. Se llama Student Dust Counter (‘contador de polvo’) y recauda el perfil del polvo cósmico de la Tierra hasta afuera de nuestro sistema solar. “Estamos aprendiendo que el polvo cósmico juega un papel muy importante porque es lo más abundante en el espacio”, aclara Ocampo.
No todo terminará el 14 de julio. Con la ayuda del telescopio Hubble, Nuevos Horizontes avanzará para observar uno o dos objetos más en el cinturón de Kuiper. Se estima que en agosto de este año se reorientará su rumbo. Una vez pase el cinturón de Kuiper y la nube de Oort –explica Ocampo–, seguirá más allá del sistema solar, como ya lo lograron las misiones Pioneer y Voyager.
Los generadores termonucleares, que abastecen de energía a la nave, no preocupan, ya que pueden durar cientos de años. El límite está en la capacidad que tenemos de recibir la señal, lo que al final definirá la vida de Nuevos Horizontes.     fuente : El Tiempo.com

 "Plutón-céntrico", Caronte se muestra como se mueve en relación con Plutón, que se centra digitalmente  (El Polo Norte de Plutón es en la parte superior.) Plutón hace una vuelta alrededor de su eje cada 6 días, 9 horas y 17,6 minutos, la misma cantidad de tiempo que Caronte gira en su órbita. Mirando de cerca las imágenes en esta película, se puede detectar un cambio regular en el brillo de Plutón-debido a los terrenos más brillantes y más oscuras en sus rostros diferentes.

La segunda película es baricéntrica, lo que significa que tanto Plutón y Caronte se muestran en movimiento alrededor del baricentro el binario - el centro común de gravedad entre los dos cuerpos como lo hacen una plantilla planetaria. Debido a que Plutón es mucho más masivo que Caronte, el baricentro (marcado por una pequeña "x" en la película) es mucho más cercano a Plutón que a Caronte.





martes, 9 de junio de 2015

Disociación de las moléculas de agua y dióxido de carbono en núcleo de un cometa


El estudio ininterrumpido del cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko que está realizando Rosetta ha desvelado un proceso inesperado que provoca la rápida disociación de las moléculas de agua y de dióxido de carbono emitidas por el núcleo del cometa.
La misión Rosetta de la ESA llegó a este cometa en agosto del año pasado. Desde entonces, ha estado sobrevolando su núcleo a distancias de entre unos escasos 8 km y varios cientos de kilómetros para recoger datos sobre cada aspecto de su entorno con un conjunto de 11 instrumentos científicos. 
Uno de estos instrumentos, el espectrómetro Alice desarrollado por la NASA, tiene como misión analizar la composición química de la atmósfera del cometa, o ‘coma’, en las longitudes de onda del ultravioleta lejano. 
En estas longitudes de onda, Alice puede detectar la presencia de algunos de los elementos más abundantes del Universo, tales como el hidrógeno, el oxígeno, el carbono o el nitrógeno, permitiendo a los científicos identificar la composición química de los gases de la coma.


 En un artículo aceptado por la publicación Astronomy and Astrophysics, los investigadores describen los resultados obtenidos por Alice durante los cuatro primeros meses en órbita al cometa, cuando la sonda Rosetta se encontraba a una distancia de entre 10 y 80 kilómetros del centro de su núcleo. 
Este estudio analizó la naturaleza de los ‘chorros’ de vapor de agua y de dióxido de carbono expulsados por la superficie del cometa a medida que se va calentando. Para ello, se registraron las emisiones de los átomos de hidrógeno y de oxígeno procedentes de la disociación de las moléculas de agua en las proximidades del núcleo del cometa, y las de los átomos de carbono en el caso del anhídrido carbónico. 
El análisis desveló que las moléculas se disocian en un proceso de dos pasos. 
En primer lugar, un fotón ultravioleta procedente del Sol choca con una molécula de agua en la coma y la ioniza, liberando un electrón. Este electrón a su vez choca con otra molécula de agua, liberando dos átomos de hidrógeno y uno de oxígeno cargados de energía. Estos átomos emiten luz ultravioleta con una longitud de onda determinada, que es detectada por los sensores de Alice. 
De forma similar, la disociación de las moléculas de dióxido de carbono y las emisiones de los átomos de carbono detectadas también están provocadas por el impacto de electrones libres. 
“Al analizar la intensidad relativa de las distintas emisiones atómicas, llegamos a la conclusión de que estamos observando directamente las moléculas ‘matriz’ que están siendo disociadas por electrones en el entorno inmediato del núcleo del cometa, a menos de 1 kilómetro de su superficie”, explica Paul Feldman, profesor de física y de astronomía en la Universidad Johns Hopkins de Baltimore, y autor principal del artículo que presenta estos resultados. 
Desde la Tierra, o desde los observatorios espaciales en órbita a nuestro planeta, como el Telescopio Espacial Hubble, sólo se pueden estudiar los constituyentes atómicos de los cometas después de que sus moléculas hayan sido disociadas por la luz del Sol a cientos o a miles de kilómetros de su núcleo.

martes, 2 de junio de 2015

La medición de la velocidad de la luz y la distancia de la luna con una ocultación de Marte por la Luna: una Campaña Ciudadana Astronomía

Desde ya se encuentra publicado en el prestigioso portal cientifico arXiv.org el articulo sobre los resultados de la campaña aristarco 2014 y del cual formé parte como co-autor del mismo titulado : La medición de la velocidad de la luz y la distancia de la luna con una ocultación de Marte por la Luna: una Campaña Ciudadana Astronomía

Agradecido con todo el grupo de trabajo y de los que se aprende a distancia bajo la tutela del Prof Jorge Zuluaga que nos acerca mas a la astronomia moderna con éste tipo de investigación y del que hoy nos complace publicar.

  En 05 de julio de 2014 una ocultación de Marte por la luna fue visible en América del sur. Ciudadano científicos y astrónomos profesionales en Colombia, Venezuela y Chile realizan un conjunto de simples observaciones del fenómeno destinado a medir la velocidad de la luz y lunar de distancia. Esta iniciativa forma parte de la llamada "campaña de Aristarco", un proyecto de Astronomía ciudadano destinado a reproducir las observaciones y mediciones hechas por los astrónomos del pasado. Los participantes en la campaña utilizan simples instrumentos astronómicos (binoculares o telescopios pequeños) y otros aparatos electrónicos (teléfonos celulares y cámaras digitales) para medir tiempos de ocultación y grabar vídeos de alta resolución e imágenes. En este trabajo se describen los resultados de la campaña de Aristarco. Compilamos 9 sets de observaciones de sitios separados por distancias tan grandes como 2.500 km. Logramos medir la velocidad de la luz en el vacío y distancia lunar con incertidumbres de algunos porcentajes. El objetivo de las campañas de Aristarco es no proporcionar mejores valores de cantidades astronómicas y físicas bien conocidas, sino para demostrar cómo el público podría participar en emprendimientos científicos utilizando instrumentación simple y dispositivos tecnológicos disponibles. Estas iniciativas podrían beneficiar a comunidades aficionadas en los países en desarrollo aumentar su sensibilización hacia sus capacidades reales para la obtención de datos astronómicos útiles en colaboración. Este tipo de ejercicios les prepararía para enfrentar futuras y más avanzadas campañas observacionales donde su papel podría ser crucial. 

Haz clik para ir directo al paper  http://arxiv.org/ftp/arxiv/papers/1506/1506.00346.pdf