@dscrito a la plataforma online de astronomía IAU

jueves, 10 de noviembre de 2016

Superluna !!!


Este noviembre la Luna se acercará a la Tierra mucho más de lo habitual, un evento que no se repetía desde enero de 1948 y que supondrá que veamos el astro mucho más grande de lo que se acostumbra. Este fenómeno tendrá lugar en las vísperas del 14 de noviembre y podremos ver la luna un 14% más grande y 30 % más luminosa que una media luna corriente.
¿A qué se debe este fenómeno? Pues bien, el origen de esta rareza se explica gracias a la órbita elíptica de la luna. Nuestro satélite se encontrará muy cerca del punto de su órbita más cercano a la Tierra, 48.280 km más cerca que cuando se encuentra en el punto más lejano, llamado apogeo.
De esta forma, nuestro satélite está mucho más cerca de la Tierra que habitualmente y recibe luz solar directamente que reflecta y hace que se vea más brillante y más grande en nuestro cielo. Esto se conoce como Superluna, o más técnicamente, Luna de perigeo. 


No obstante, las superlunas son relativamente frecuentes. La última tuvo lugar el pasado 16 de octubre y después de la gran superluna de este 14 de noviembre , tendremos otra el próximo 14 de diciembre. Pero la atención recae en la de noviembre ya que se completará en aproximadamente dos horas, lo que alimentará la sensación de verla con mayor tamaño.
"La luna llena del 14 de noviembre no es sólo la luna llena más cercana de 2016, sino también la luna llena más cercana hasta la fecha en el siglo XXI", asegura la NASA en un comunicado de prensa. "La luna llena no volverá a estar tan cerca de la Tierra hasta el 25 de noviembre de 2034".  elmundo.es

miércoles, 9 de noviembre de 2016

Medido el tiempo en un instante cuántico !!!

Científicos han logrado medir cuánto dura uno de los procesos físicos más breves: los saltos cuánticos. Hasta ahora nunca se había podido medir con experimentos algo tan sumamente breve
 
El tiempo es uno de los misterios más profundos que existe en el Universo. Aunque las leyes fundamentales de la Física no distinguen entre pasado y futuro, tal como sostiene Sean Carrol, físico del Instituto Tecnológico de California (Caltech), el tiempo es como una flecha que siempre apunta al futuro, por algún motivo oculto. Según Ludwig Boltzmann la causa podría estar relacionada con el aumento espontáneo del desorden en el Universo, la entropía. Pero a pesar del intento de Boltzmann, aún no sabemos por qué el Big Bang empezó con un estado tan ordenado y compacto de energía (el mínimo desorden posible), y por qué desde entonces todo va hacia delante en el tiempo y nunca hacia atrás.

Si la causa de que el tiempo que vaya hacia delante es esquiva, también lo es la de la duración de un instante. ¿Con cúanta precisión se puede medir? ¿Existe una medida perfecta y objetiva? El límite teórico está en el tiempo de Planck (el tiempo en que un fotón recorre la distancia de Planck, que es a su vez la longitud mínima en la que los efectos cuánticos de la gravedad comienzan a operar), pero en realidad no se sabe: la respuesta a este enigma parece estar entre la Física y la Filosofía. Por suerte, este lunes la Mecánica Cuántica ha permitido medir con precisión uno de los instantes más breves hasta el momento. En concreto, científicos de la Universidad Técnica de Viena, han medido la duración de un salto cuántico, un fenómeno que se pensaba que pasaba instantáneamente hace unos años, pero cuya duración se ha establecido ahora en torno a los cinco attosegundos, (un attosegundo es 10^-18 segundos, mientras que una milésima de segundo es 10^-3 segundos). Sus conclusiones han sido publicadas en «Nature Physics».

«El avance más importante de este estudio es la precisión que ha sido alcanzada y que ha probado ser una excelente confirmación entre los experimentos y la teoría», ha explicado  Renate Pazourek, coautora del estudio e investigadora de la Universidad Tecnológica de Viena. Los experimentos se realizaron en el «Max Planck Institute of Quantum Optics» (en Munich, Alemania), y también participaron investigadores del Departamento de Física Teórica de la Materia Condensada, en la Universidad Autónoma de Madrid (UAM).

Tal como ha dicho, aunque se sabe que hay procesos físicos aun más efímeros en el campo de la física de alta energía, hasta ahora nunca se había podido medir con experimentos algo tan sumamente breve.

Saltos dentro de átomos

Estos saltos que han medido son cambios de estado muy rápidos que se dan en las partículas cuánticas (como los fotones, las partículas de la luz). Ocurren por ejemplo cuando un átomo absorbe un fotón, y a raíz de eso se producen un cambio: sus electrones saltan hacia un estado de energía superior (es parecido a lo que ocurre cuando la luz calienta un objeto).

En esta ocasión, los científicos analizaron este fenómeno en átomos de helio, unos átomos bastante simples porque solo tienen dos electrones. Más específicamente, vieron qué ocurría cuando estos átomos eran golpeados por un pulso de láser. Cuando eso pasa, el helio pierde uno de sus electrones (se dice que se ioniza), y entonces el átomo comienza a portarse de otro modo (entre otras cosas, adquiere una gran avidez por captar otros electrones).


En este caso, y gracias a pulsos ultracortos de láser, los científicos pudieron medir estructuras temporales casi instantáneas, y así averiguar que este salto de electrones ocurre en cuestión de attosegundos.

«La precisión del experimento es mejor que un attosegundo», ha dicho Pazourek. «Esta es la medida más precisa hasta el momento de un salto cuántico».

Para hacer esta medición, los científicos se aprovecharon de una propiedad de los dos electrones del helio. Ambos están correlacionados y conectados por leyes de la Física Cuántica, por lo que no son partículas independientes. Por eso, cuando el láser impacta contra el átomo y un electrón es «expulsado», el otro electrón gana un poco de energía del láser. «Este se queda en el átomo, pero en un estado superior de energía», dijo Stefan Nagele, en un comunicado.

Gracias a esto, también se ha descubierto algo más. El tiempo que necesitan los saltos cuánticos no siempre es el mismo. Cuando los electrones ganan energía, el proceso es más rápido (dura cinco attosegundos) que cuando la pierden.

En conclusión, los científicos creen que este experimento proporciona nuevas pistas en la física de las escalas de tiempo ultracortas. Unos efectos que hasta hace unas décadas se pensaban que ocurrían en un instante, pero que ahora pueden ser medidos, calculados y controlados. Esto quizás ayudará a entender mejor las leyes básicas de la naturaleza, y quizás abra nuevas posibilidades para manipular la materia en su escala cuántica. Parece que es cuestión de tiempo.



Johannes Feist habla sobre el «tiempo cuántico»

Otro de los científicos que ha participado en esta investigación es Johannes Feist, investigador en el Departamento de Física Teórica de la Materia Condensada, en la Universidad Autónoma de Madrid (UAM). A través de correo electrónico, contestó algunas preguntas sobre su área de trabajo (entre otras cosas, la física de los attosegundos):

-¿Qué aplicaciones prácticas tiene poder medir períodos de tiempo tan breves?

Se trata de una herramienta completamente nueva para obtener información sobre el comportamiento de la materia, y en particular, los electrones. Por eso, nos permite abrir una nueva ventana al mundo microscópico. Dicho eso, por ahora es una herramienta «fundamental», pero no tiene un aplicación práctica directamente (cómo casi siempre en la investigación fundamental).

-¿Cómo definiría el tiempo, a escala de la mecánica cuántica?

En las escalas de tiempo que juegan el papel en este experimento, el tiempo mismo se comporta cómo en el mundo clásico. Aunque es el periodo más corto que se ha medido directamente hasta ahora (hasta donde sé), el problema no es cómo definir el tiempo en si mismo, sino más bien definir lo que llamamos un «salto cuántico», o más precisamente, cómo definir su duración.

-¿Cuál es el periodo de tiempo más corto posible? (¿Quizás el llamado tiempo de Planck?)

Hasta donde sé, no tenemos una respuesta a esta pregunta. El tiempo de Planck es una escala de tiempo que esta relacionada con los límites de las teorías físicas más fundamentales que tenemos. Pero no se puede decir que ese sea el periodo de tiempo más corto posible. Realmente no se sabe.

Afortunadamente, las escalas de tiempo de los que hablamos en este trabajo (los attosegundos y incluso los zeptosegundos) son muchísimos más largos que el tiempo de Planck, y no hay problemas con el tiempo en si mismo - «solo» en cómo medir un tiempo tan corto, y cómo entender lo que estamos midiendo.
Taringa.net

martes, 1 de noviembre de 2016

Noviembre astronómico !!!

2         Conjunción de la Luna, Saturno y Venus al ocultarse el Sol en dirección Suroeste. El máximo acercamiento entre la Luna y Saturno ocurrirá a las 20:00 UTC (magnitud de Saturno de +0,5). El máximo acercamiento entre la Luna y Venus ocurrirá a las 06:00 UTC (día 3), Venus tendrá una magnitud de -4,0.
6         Conjunción Luna – Marte al anochecer en dirección Sur. Máximo acercamiento a las 11:00 UTC. Magnitud de Marte de +0,4.
7         La Luna en fase Cuarto Creciente a las 19:51 UTC.
12       La lluvia de meteoros de las Táuridas Norte alcanza su máxima actividad. Los meteoros aparentan moverse “lentamente” (28 kilómetros por segundo). Esta lluvia puede producir ocasionalmente bólidos. Condiciones favorables de observación este año.
14       La Luna en Perigeo (punto más cercano a la Tierra) a las 11:30 UTC. Distancia de 356.509 kilómetros; tamaño angular de 33,5’. Será la menor distancia entre la Tierra y la Luna desde 1948. El Perigeo ocurre 2,4 horas antes del plenilunio.
14       Luna Llena a las 13:52 UTC. La Súper Luna del 2016. Esta será la Luna llena más grande y brillante del año al coincidir el plenilunio con el perigeo.
15       Conjunción de la Luna y Aldebarán de la constelación de Tauro al anochecer en dirección Este. Máximo acercamiento a las 17:00 UTC. La ocultación de Aldebarán por la Luna se podrá ver desde Asia Central.


17       La lluvia de meteoros de las Leónidas alcanza su máxima actividad. Es provocada por escombros expulsados por el Cometa Tempel-Tuttle en 1533. Produce meteoros rápidos (hasta 71 kilómetros por segundo). Se esperan entre 10 y 15 meteoros por hora bajo cielos con poca contaminación lumínica. Mejores condiciones de observación en las horas previas al amanecer del día 17. Este año las condiciones se observación no son favorables debido a la presencia de la Luna.
20       Conjunción de la Luna y el Cúmulo Abierto M44 durante la madrugada del día 20 de noviembre. Máximo acercamiento a las 17:00 UTC (día 19).
21       La Luna en fase Cuarto Menguante a las 08:33 UTC.
23       Mercurio se colocará a 3,4° Sur de Saturno al ocultarse el Sol en dirección Suroeste. Máximo acercamiento a las 16:00 UTC. Magnitud de Mercurio de -0,5 y de Saturno de +0,5.
25       Conjunción de la Luna, Júpiter y la estrella Spica desde 3 horas antes de la salida del Sol en dirección Este-Sureste. Máximo acercamiento con Júpiter a las 03:00 UTC y con Spica a las 19:00 UTC. Magnitud de Júpiter de -1,8 y de Spica de +1,0.
27       La Luna en Apogeo (punto más alejado de la Tierra) a las 20:00 UTC. Distancia de 406.554 kilómetros; tamaño angular de 29,4’.
29       Luna Nueva a las 12:18 UTC. 
            Tiempo local : UTC-4:00  eluniversohoy.net